Navegación a Vapor en Colombia

May 26, 2010

El transporte fluvial en Colombia era ya utilizado por los indígenas en la época precolombina y desde siempre ha estado íntimamente ligado al desarrollo histórico de Colombia. A través de las arterias fluviales, se inició la conquista y la colonización española.

El Río Magdalena fue descubierto y bautizado por don Rodrigo de Bastidas, el 1º. De Abril de 1.501 , río que era conocido por los indígenas con diferentes nombres, tales como Caripuana, Yuma, Guacahayo o río de tumbas y Arli o río de peces.

En 1.529, el portugués Jerónimo de Melo y el conquistador Pedro de Lerma, casi simultáneamente lo remontaron hasta el sitio conocido hoy como Tamalameque y Don Gonzalo Jiménez de Quezada en 1.536, surcó el río hasta el sitio en donde se encuentra hoy Barrancabermeja.

La navegación propiamente dicha, comienza en el año e 1.537, mediante la utilización de las embarcaciones denominadas champanes, que fueron utilizadas hasta principios del siglo XIX para el transporte de mercancías llegadas al interior, lo mismo que los pasajeros que viajaban entre la Costa Atlántica y el centro del país.

El Congreso de Colombia, mediante el Decreto No. 96 del 3 de Julio de 1.825, concedió a Juan Bernardo Elbers, por el término de 20 años el privilegio exclusivo para la navegación del Río Magdalena en buques de vapor (Ver página 8 documento: Memorias de los Congresos del Río Magdalena)..
En el año de 1.824, se inicia la navegación a vapor, con la llegada de la embarcación “Fidelidad”, embarcación que debido a su gran tamaño y calado, debió ser retirada seis meses mas tarde. En 1.825 los vapores Santander y Gran Bolívar, iniciaron la navegación a vapor; solo hasta 1.847 se puede afirmar que se estableció en el Río Magdalena la navegación permanente, al implantar el gobierno del General Mosquera las primeras normas de navegación y fijar itinerarios.
A principios del siglo antepasado, se establecieron 59 empresas de navegación que utilizaron el Río Magdalena y se estableció una comunicación regular entre el interior y la Costa Atlántica.
Ya en el siglo pasado, se hicieron los primeros ensayos con combustibles líquidos y la propulsión mediante hélices, sistemas que fueron imponiéndose hasta el punto que en el año de 1.961, desaparecieron los últimos vapores.
Hoy día existen empresas bien organizadas para el transporte de carga y mas de 20 Cooperativas dedicadas al transporte fluvial de pasajeros.
En la Cuenca del Río Orinoco, se destaca el Río Meta como principal arteria fluvial. El Río Meta fue descubierto en el año de 1.531 por Don Diego de Ordaz, pero tan solo en 1.757 fue remontado por la comisión científica a cargo de don José Solano, durante el gobierno del Virrey Solís. La navegación a vapor se inició en 1.856 cuando el vapor “Meta” alcanzó la boca del Río Cravo.
En Diciembre de 1.857 el vapor “Barinas” de la Compañía de Vapores del Orinoco repitió la exploración, alcanzando el puerto de Cabuyaro. En el año de 1.893 José Bonnet, ciudadano francés residente en Colombia, fundó una compañía de navegación que funcionó hasta el año de 1.898, en el cual se suspendieron sus actividades por causa de la guerra civil.
El Congreso de Colombia, mediante el Decreto No. 96 del 3 de Julio de 1.825, concedió a Juan Bernardo Elbers, por el término de 20 años el privilegio exclusivo para la navegación del Río Magdalena en buques de vapor .
En el año de 1.824, se inicia la navegación a vapor, con la llegada de la embarcación “Fidelidad”, embarcación que debido a su gran tamaño y calado, debió ser retirada seis meses mas tarde. En 1.825 los vapores Santander y Gran Bolívar, iniciaron la navegación a vapor; solo hasta 1.847 se puede afirmar que se estableció en el Río Magdalena la navegación permanente, al implantar el gobierno del General Mosquera las primeras normas de navegación y fijar itinerarios.
A principios del siglo antepasado, se establecieron 59 empresas de navegación que utilizaron el Río Magdalena y se estableció una comunicación regular entre el interior y la Costa Atlántica.
Ya en el siglo pasado, se hicieron los primeros ensayos con combustibles líquidos y la propulsión mediante hélices, sistemas que fueron imponiéndose hasta el punto que en el año de 1.961, desaparecieron los últimos vapores.
Hoy día existen empresas bien organizadas para el transporte de carga y mas de 20 Cooperativas dedicadas al transporte fluvial de pasajeros.
En la Cuenca del Río Orinoco, se destaca el Río Meta como principal arteria fluvial. El Río Meta fue descubierto en el año de 1.531 por Don Diego de Ordaz, pero tan solo en 1.757 fue remontado por la comisión científica a cargo de don José Solano, durante el gobierno del Virrey Solís. La navegación a vapor se inició en 1.856 cuando el vapor “Meta” alcanzó la boca del Río Cravo.
En Diciembre de 1.857 el vapor “Barinas” de la Compañía de Vapores del Orinoco repitió la exploración, alcanzando el puerto de Cabuyaro. En el año de 1.893 José Bonnet, ciudadano francés residente en Colombia, fundó una compañía de navegación que funcionó hasta el año de 1.898, en el cual se suspendieron sus actividades por causa de la guerra civil.
En el siglo pasado, la navegación se restableció totalmente en el año de 1.948, cuando Navenal, inició el transporte de ganado por el Río Meta.
Posteriormente la Empresa Oficial Servicio Naviero República de Colombia “SENARC”, adscrita al Ministerio de Defensa Nacional, reemplazó a Navenal y junto con otras empresas particulares realizaron una importante labore de transporte por el Río Meta desde Puerto López hasta su desembocadura en el Orinoco en Puerto Carreño.
El Río Putumayo, principal arteria fluvial de la vertiente del Amazonas, fue descubierto en 1.591 por el conquistador Don Hernán Pérez de Quezada. Los primeros datos que se tienen de navegación por el Río Putumayo, datan de 1.876 cuando el General Rafael Reyes decidió explorarlo, tratando de demostrar la factibilidad de viajar por el continente a través de los grandes ríos, al ser unidos mediante un sistema de canales de corto trayecto.
En esta región, el transporte fluvial cuenta con el apoyo oficial a través de SENARC, la que junto con dos empresas particulares, son las de mayor importancia en la región. Últimamente se ha venido trabajando en un Reglamento Multilateral de Navegación Comercial en los ríos amazónicos internacionales, que permita el desarrollo del área y una mejor participación en el transporte fluvial amazónico.
Al analizar la Vertiente del Pacífico, encontramos que el Río Atrato aunque vierte sus aguas al Océano Atlántico en el Golfo de Urabá, constituye con el Río San Juan y el Baudó, las principales vías fluviales de la región.
El Río Atrato, fue descubierto por Don Vasco Núñez de Balboa en 1.551, entrando por una de sus múltiples bocas, hasta la población de Ríosucio; posteriormente, don Jorge Robledo llegó hasta su nacimiento.
Debido a que los piratas utilizaban este río para sus frecuentes incursiones y ataques al interior, la corona española prohibió bajo pena de muerte la navegación por el Atrato, permaneciendo inactiva hasta 1.770. La navegación se restableció en el siglo pasado con el transporte de mercadería y suministros desde Cartagena hasta el Chocó, situación que aún permanece, sin haber logrado hasta ahora un desarrollo adecuado.
En la historia de Colombia, las vías fluviales han sido el medio de comunicación y de transporte más importante, convirtiéndose en el eje en donde se agrupa la mayoría de la población, dado que partiendo del centro del país, lo recorren en dirección de los cuatro puntos cardinales.
Hoy en día, aún en las cuencas del Orinoco, del Amazonas y en la Costa Pacífica, las vías fluviales constituyen prácticamente los únicos y más importantes medios de transporte y aunque no han alcanzado un grado de desarrollo similar al sistema fluvial del Magdalena, serán en un futuro muy próximo las áreas en donde el país obtendrá, los recursos necesarios para su permanencia en el devenir histórico.

Red fluvial navegable
La red fluvial navegable en Colombia esta conformada por alrededor de 18.000 Km. de ríos, clasificada como navegación mayor permanente, navegación mayor transitoria y navegación menor, de acuerdo con las características de los canales navegables; esta red de hidrovías, corren del centro del país hacia los cuatro puntos cardinales y conforman las vertientes hidrográficas del Magdalena, del Orinoco, del Atrato y del Amazonas.

Longitud fluvial navegable por tipo de navegación

Cuenca fluvial Navegación mayor Navegación menor (Km.)

Permanente

Transitoria
Magdalena 1.188 277 2.770
Atrato 1.075 242 3.077
Orinoco 2.555 1.560 6.736
Amazonas 2245 2.131 5.642
Total 7.063 4.210 18.225

Fuente: Manual de Ríos Navegables. Mintransporte.

Además existe un buen numero de cuerpos de agua navegables, representados en lagunas, represas y embalses.

2 Responses to Navegación a Vapor en Colombia

  1. eddie julio mercado on February 14, 2013 at 4:18 pm

    quiero esto

  2. diego on August 25, 2013 at 1:35 pm

    es buena la pagina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Historia


This site is protected by WP-CopyRightPro